¿Una oportunidad para la transformación digital de las pymes? COVID-19

Para sobrevivir en el actual contexto de impactos causados por la pandemia del COVID-19, muchas
empresas tienen que recurrir al uso intensivo de herramientas digitales para implementar el
teletrabajo, realizar compras y ventas online, así como gestionar procesos de producción de forma
remota.

Pero esto constituye un gran reto, en especial para las micro, pequeñas y medianas

empresas (mipymes), segmento mayoritario del universo de firmas existentes y al cual le ha costado

más subirse a la ola digital.

¿Puede la crisis sanitaria ser una oportunidad para la transformación digital de las pymes? ¿Cómo

apoyarlas para acelerar este proceso? Analizamos algunas estrategias y destacamos la importancia

del diagnóstico digital para pymes, proponiendo una herramienta concreta para hacerlo.

¿Qué necesitan las pymes?

La clave hoy es seguir generando ingresos para sostenerse en el mercado y una vía para ello es la

digitalización de los procesos. No obstante, para muchas mipymes esto puede volverse imposible sin

el acompañamiento y apoyo adecuados que hagan el camino menos doloroso.

 

Si bien la penetración de Internet y dispositivos móviles ha aumentado significativamente en la

última década en América Latina y el Caribe (ALC), el uso de aplicaciones productivas y sofisticadas

aún está muy concentrado en el subgrupo de empresas exportadoras y del sector de servicios, de

acuerdo a un estudio del INTAL del BID. La realidad es bien distinta para la mayoría de las mipymes

en la región, que representan el 99% de las firmas y el 60% del empleo, según datos de CEPAL de

  1. Por ejemplo, en Chile, datos de la Encuesta Longitudinal de Empresas señalan que, aunque un

90% de las pymes tiene conexión a Internet, su uso se limita a enviar y recibir correos electrónicos,

mientras que solo un 40% tiene página web y un 27% realiza comercio electrónico. Otro estudio

regional (realizado en 8 países de ALC), encargado por Visa en el 2018, revelaba que el 70% de las

pymes usan efectivo como método de pago.

 

La digitalización, que antes parecía un “extra” para aumentar la productividad y las ganancias, hoy se

ha vuelto un requisito para que las empresas sobrevivan. En particular, las mipymes que comienzan

a transitar por la ruta de la transformación digital necesitan dotarse muy rápidamente de una serie

de elementos. Por un lado, necesitan conexiones de calidad y dispositivos tecnológicos

(computadoras y servidores). Por otro, requieren soluciones digitales, incluyendo sistemas

informáticos para ventas, marketing y gestión de clientes adaptados a sus necesidades específicas,

soluciones reforzadas de ciberseguridad, y herramientas para potenciar sus oportunidades de

negocio (plataforma de comercio electrónico, medios de pago digitales, etc.).

 

Se trata de una tarea titánica para muchas mipymes, que destinan la mayor parte de sus recursos,

humanos y financieros, a la gestión del día a día. Por ello, ahora más que nunca necesitan

financiamiento y asesoría técnica para navegar este laberinto digital.

 

¿Qué estrategias pueden implementarse?

 

Los gobiernos pueden ayudar a que, de forma ágil y rápida, una masa crítica de empresas pueda

dotarse de capacidades digitales para continuar operando ininterrumpidamente en el contexto de

las restricciones de esta pandemia y para maximizar oportunidades de crecimiento en la poscrisis.

Para masificar y optimizar sus intervenciones y recursos, los gobiernos deben apoyarse en

herramientas digitales que ya existen. Este tipo de programas se vienen impulsando con fuerza en

los países desarrollados en el marco de agendas digitales integrales, por lo que su despliegue ha sido

más rápido que en ALC.

Actualmente, vemos incluso que los grandes paquetes de financiamiento para mipymes anunciados

en muchos países en el marco de la emergencia sanitaria, vienen complementados por iniciativas de

apoyo a la digitalización.

 

En España, se ha potenciado la plataforma digital Acelera Pyme (hoy enfocada en respuesta al

COVID-19), una ventanilla única o “one-stop-shop” para mipymes, que consolida un repositorio de

soluciones tecnológicas, información relevante sobre digitalización en áreas como teletrabajo,

ciberseguridad y comercio digital, así como soluciones financieras disponibles ofrecidas por el

Instituto de Crédito Oficial (ICO). Singapur, a través del programa Stay Healthy Go Digital, ha

ampliado el monto y abanico de soluciones digitales pre aprobadas del programa SMEs Go Digital

incluyendo soluciones digitales para la medición de temperatura de trabajadores, la gestión de

instalaciones y la seguridad laboral. Por su parte, Japón, en el marco del paquete de US$ 4.100

millones de apoyo a las pymes ante la pandemia, otorga subsidios a las mismas para facilitar el

teletrabajo, la adopción de soluciones tecnológicas y el comercio electrónico.

 

 

En la región, el Servicio Brasileño de Apoyo a la Empresa (Sebrae), a través de su portal ofrece

servicios digitales a las mipymes como la emisión de facturas online, una plataforma de comercio

electrónico, la comparación de servicios financieros y el acceso a expertos en impacto del COVID-19

en los negocios. También ofrece una amplia gama de cursos virtuales para que los empresarios y

emprendedores desarrollen las habilidades necesarias para sobrevivir y crecer en tiempos de crisis.

 

El caso de Colombia ilustra la importancia de sumar y coordinar los esfuerzos públicos y privados. Las

cámaras de comercio del país han sido muy activas en brindar soluciones a sus empresas socias,

ofreciendo capacitaciones en temas de comercio electrónico, teletrabajo, marketing digital y nuevas

tecnologías, complementarias a las capacitaciones del Ministerio de Tecnologías de la Información y

las Comunicaciones. Igualmente, pusieron a disposición herramientas para promover el negocio

virtual, creando un centro de negocios donde las empresas puedan realizar citas de negocio online, y

dando acceso y acompañamiento a mipymes para acceder a vitrinas virtuales.

 

¿Por dónde empezar?

La implementación de las estrategias citadas para apoyar la digitalización de las pymes tiene varias

dimensiones y varios gobiernos de la región están avanzado en el desarrollo de iniciativas similares,

en muchos casos con apoyo del BID.

 

Para quienes están pensando en dedicar esfuerzos para equiparse en esta carrera digital, un

componente fundamental es tener un buen diagnóstico. En ese sentido, el Ministerio de Economía

de Chile, con el apoyo de la Fundación País Digital y del BID, desarrolló una plataforma de chequeo

digital que permite a las mipymes realizar un autodiagnóstico de sus capacidades digitales y proveer

un conjunto de recomendaciones de acciones, herramientas y fuentes de apoyo disponibles para

implementarlas. Desde el BID nos interesa poner esta herramienta a disposición de más instituciones

y gobiernos en la región y colaborar en la aplicación de la misma, así como en el análisis de los

resultados.

 

Si tienes interés, déjanos un mensaje al respecto y tu email en los comentarios de este artículo.

 

Pauline Henriquez

Pauline Henriquez es consultora en la División de Competitividad, Tecnología e Innovación del BID

enfocada en temas de economía digital. Antes de unirse al BID trabajó en el sector de finanzas, en

banca de inversión y fondos de inversión. Pauline posee dos maestrías, una en ingeniería de la Ecole

Centrale de Lille (Francia) y otra administración de empresas (MBA) de la Universidad de Columbia

(Estados Unidos).

Fuente: https://blogs.iadb.org/innovacion/es/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.