El código de barras: entre lo estético y lo práctico

La importancia del envase es absoluta, pero la función de comunicar datos en la cadena de abastecimiento se cumple a través de la lectura del código de barras.

En estas dos funciones estén implícitos dos criterios que en ocasiones pueden entrar en conflicto: el aspecto estético y el aspecto práctico. Todo envase, ya sea por medio de una impresión directa o de algún tipo de etiquetado, contiene una importante cantidad de información acerca de las características del producto, tanto las referencias a su procedencia, como su fecha de elaboración y su límite de vencimiento. Todos estos datos son requeridos por el público consumidor.

Del mismo modo, el envase contiene la simbología del código de barras con otro tipo de información que requieren, en este caso, los comerciantes minoristas. La identificación de los productos con códigos de barras permite que quienes los comercializan se beneficien con la mejora y automatización de una gran cantidad de procesos, como el cobro en la línea de cajas, la actualización constante de los inventarios y la generación automática de nuevos pedidos del producto al fabricante. Así como el envase debe respetar una serie de normas orientadas a que los productos estén contenidos en forma práctica y segura, para que la función de comunicación de datos se lleve a cabo de manera rápida y sin tropiezos, el símbolo de barras deberá respetar reglas básicas de diseño en relación con la capacidad de captura de datos por parte de los equipos de lectura.

Para realizar ágilmente la tarea de leer el código y evitar demoras innecesarias en un punto de ventas, es fundamental el rendimiento del escáner.

Pero, para cumplir con este objetivo, se deberán observar los siguientes puntos:

El símbolo del código de barras posee característicasfísicas respecto de su diseño (ubicación, dimensiones y colores) que deberán ser respetados a fin de no disminuir (a veces, incluso, se llega al extremo de imposibilitar) su capacidad de lectura.

El símbolo del código de barras no deberé estar colocado sobre superficies perforadas, troqueladas, ni sobre costuras, bordes, pliegues, lengüetas y solapas, sino en un espacio adecuado del envase.

Es importante tener en cuenta, además, que ningún otro grafico deberá invadir su espacio.

El símbolo del código de barras no podrá tener grapas, ni dobleces, ni deberé estar oculto debajo de solapas del envase. Aunque muchos pasan por alto este detalle, es preciso evitar la colocación de cintas adhesivas (incluso transparentes) sobre el cuerpo del código de barras.

13 Beneficios de usar códigos de barras en sus productos

Para empresarios

Estos son los beneficios de usar códigos de barras para los empresarios.

  • Identificación única mundial de sus productos: de esta forma, pueden ser reconocidos en cualquier lugar del planeta.
  • Reducen los costes: tanto de reparto como de almacenamiento, así como de impresión.
  • Mejora la comunicación: una forma de que los clientes y los proveedores puedan entenderse en todo momento.
  • Ayudan a aumentar las ventas: especialmente de los productos perecederos porque permiten conocer la fecha de caducidad de los mismos.
  • Ofrece información del comportamiento del consumidor: lo que ayuda a gestionar los productos.
  • Mayor control del inventario: lo que deriva en un mejor servicio al cliente.
  • Más rapidez en las aduanas: los trámites para poder tramitar un producto son mucho menores.
  • Menos tiempo de aprendizaje del empleado: el escáner, el aparato que permite la lectura del código de barras, se aprende a utilizar en unos minutos. De esta forma, el trabajador no tiene que aprenderse todos los precios ni los productos de la tienda.

Mejora la competitividad.

Para consumidores

Cuando un producto se pone a la venta se hace con el objetivo de llegar a los clientes y que estos, tras observar sus beneficios, lo adquieran. Gracias a los códigos de barras los consumidores pueden analizar la información de estos artículos.

Por ello, la utilización de los códigos de barras en los productos tiene muchos beneficios para los consumidores. A continuación le mostramos solo algunos de ellos.

  • Disminuye el tiempo de espera: los consumidores tienen que esperar un 14% menos para abonar un producto en una tienda física.
  • Acceso a la información del producto: sus componentes, detalles de fabricación o datos de origen pueden ayudar al cliente a tomar una decisión.
  • Evita errores: la posibilidad de que haya un error en el precio es mucho menor gracias a los códigos de barras.
  • Interacción con los fabricantes: existen códigos de barras que permiten redirigir a otras páginas web, como son los códigos QR.

Enlaces de interés

AFIP: Consultas y Respuestas Frecuentes sobre Normativa, Aplicativos y Sistemas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat